El agua embotellada es mala para el medio ambiente.

De acuerdo con la National Geographic, “El agua embotellada es una carga para el medio ambiente: El público de EE.UU. pasa por cerca de 50 millones de botellas de agua al año, y la mayoría de los envases de plástico no se reciclan.Transportar las botellas y mantenerlas frías también quema de combustibles e fósiles, que emiten gases de efecto invernadero”. cada segundo se consumen 1500 botellas de plástico. Cada año se desecha suficiente plástico como para darle la vuelta al mundo cuatro veces. Y, tardará 1000 años para que el plástico se degrade.

Puede representar amenazas para la salud

El plástico en el agua embotellada a menudo contiene productos químicos BPA y ftalatos, que han demostrado que son peligrosos para la salud humana.